President Barack Obama works on his inaugural address with Jon Favreau, Director of Speechwriting, not pictured, in the Oval Office, Jan. 16, 2013. (Official White House Photo by Pete Souza)

Borrador del discurso de investidura de Obama / Official White House Photo by Pete Souza

Hace un mes el redactor de discursos de Obama abandonaba la Casa Blanca para convertirse en guionista de Hollywood.  No es de extrañar puesto que el presidente americano es una especie de mito viviente y todo lo que hace o dice lleva el sello de la industria del espectáculo estadounidense. Se sigue ‘vendiendo’ la imagen del presidente ideal, aunque luego la realidad es otra (de hecho su popularidad ha caído del 79% con que ganó las primeras elecciones hasta el 53%). Pero en esa imagen tiene un gran peso cada palabra que pronuncia Obama y detrás de cada palabra, hay mucho trabajo en la trastienda para encontrar las frases adecuadas.

No es de extrañar, que una vez que su jefe es ya una leyenda de la política y de los EEUU, al joven ‘speechwritter’ Jon Favreu le atraiga más inventar otras historias. No en vano,  el equipo de Obama debe ser consciente de que ya ha tocado el cielo y serán muchos los que estarán pensando en nuevos retos profesionales.

Mientras esta película llega a su fin, los discursos de Obama siguen seduciendo, un mérito tanto suyo como de su equipo. Y es inevitable pensar que el modelo de comunicación del presidente americano y de muchos candidatos está inspirado en los presidentes ficticios Bartlet y Santos que retrató la serie El Ala Oeste de la Casa Blanca. Sobre todo en las primeras temporadas, vimos como Toby Ziegler y Sam Seaborn, los personajes que emulaban al director de Comunicaciones y a su ayudante en una administración demócrata, pasaban horas encerrados en sus despachos puliendo y midiendo cada coma de los discursos para el Comandante en Jefe.

The West Wing 2

El fictio presidente Bartlet junto a sus redactores de discursos, Toby Ziegler y Sam Seaborn

No hay serie dedicada a la comunicación política sin su discurso donde el protagonista conquista a las masas. Hasta el todopoderososo protagonista de House of Cards, Francis Underwood, se arremanga y se sube un púlpito para convencer a sus electores de que es bueno hacerle caso.

Underwood también demuestra que no basta con tener el mejor discurso, también deja claro que hay que convencer a la hora de transmitir los mensajes. Un pequeño master en oratoria vimos en la película ‘El Discurso del Rey’, para convertir al rey Jorge VI en el líder que los británicos necesitan escuchar por la radio al comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Las clases que recibió el personaje interpretado por Collin Firth son un buen ejemplo del trabajo que hay detrás de un discurso brillante.

Igual de importante que la capacidad de escenificar una intervención diseñada para dejar boquiabierto a los espectadores, es la capacidad de improvisar en pocos segundos una respuesta convincente. Unos  segundos de duda, una palabra desafortunada o un broma sin gracia pueden echar abajo horas de trabajo lo que demuestra que todo nunca está controlado, aunque la mejor improvisación es aquella que se ensaya. Por último, hay un factor que ni el mejor redactor de discursos puede controlar, la credibilidad de quién lo pronuncia.

Por eso, siempre recordamos grandes discursos de personajes que pasaron a la historia como Salvador Allende, Martin Luther King, Nelson Mandela o el propio John Fitzgerald Kennedy. Oratoria, credibilidad y cintura  en la distancia corta. Todos ellos han inspirado a otros líderes, y en los últimos tiempos los retratos que ha llevado a la pequeña pantalla inspiran a los nuevos líderes que aspiran a ganar unas elecciones.  ¿Hollywood está ya en la política o la realidad inspira la ficción?

ENLACES DE INTERÉS:

El presidente no tiene quien le escriba: http://elpais.com/elpais/2013/03/22/gente/1363968708_960244.html

Blog > El secreto de los Obama de Mónica Pérez de las Heras, autora de los libros “El secreto de Obama” y “Palabra de Primera Dama. Michelle Obama http://elsecretodeobama.blogspot.com.es/

Video producido por la Casa Blanca sobre la preparación del Discurso del Estado de la Unión de 2013, donde se puede ver a Barack Obama trabajando con Jon Favreu, su redactor de discursos que acaba de dejar la Casa Blanca para dedicarse a escribir guiones:

Anuncios
comentarios
  1. […] vimos la estrecha relación entre los redactores de discursos y Hollywood. Hace un año John Favreu abandonó El Ala Oeste para ser guionista y hace un año, precisamente en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s