Cinco claves vía Borgen para llegar a pactos

Publicado: junio 16, 2015 en Borgen, Comunicación Política, Series, Uncategorized
Etiquetas:, , ,

ATENCIÓN: CONTIENE SPOILERS DEL CAPÍTULO 2 DE LA PRIMERA TEMPORADA DE BORGEN

El nuevo mapa que han dejado las elecciones municipales y autonómicas en España obligan a los partidos conjugar el verbo negociar para cerrar pactos de gobiernos. Muchos dicen que el bipartidismo ha pasado a la historia y que llega la hora de hacer política al estilo Borgen en alusión a los acuerdos que hacen posible que Birgitte Nyborg se convierta en la primera ministra danesa siendo la tercera fuerza más votada.

En el segundo capítulo de esta serie vemos la ‘cocina’ del acuerdo para llegar hasta la oficina principal de Christianborg. Al principio, Nyborg se ve desbordada ante la súbita responsabilidad de formar un gobierno con los 31 diputados del Partido Moderado del total de 175 que forman el Parlamento danés.

En la primera ronda, el líder del partido de la Libertad, Svend Åge, da a la líder de los moderados el primer consejo: “Deja de esconderte bajo la mesa si encabezas las negociaciones”. A partir de ese momento, el episodio revela un manual para alcanzar acuerdos que deberían comprar en las sedes de los partidos políticos españoles. Podría resumirse en cinco claves.

1.- Domina el terreno de juego

Fotograma reunión de Nyborg con el primer ministro saliente

Fotograma de la reunión de Nyborg con el primer ministro saliente

Si puedes, juega en casa. El primer ministro saliente Lars Hesselboe cita a una novata Nyborg en su oficina junto a los pesos pesados de su gabinete para tratar de impresionar a la aspirante con una demostración de poder. Birgitte recibe la reprimenda de su compañero Bent Sejrø quien la reprocha no haberse reunido en la sede del Partido Liberal. Fácil respuesta, Hesselboe buscaba atraer a la recién llegada a la élite con poder. Un viejo truco que también se utilizaba en el despacho oval de Bartlett cuando necesitaba emplearse a fondo para cerrar un nombramiento; incluso llegamos a ver malabares de los marines que custodian la Casa Blanca. No sólo vemos esta técnica en la series. En la eterna negociación para formar gobierno en Andalucía, Susana Díaz citó al resto de líderes en el Palacio de San Telmo dejando claro a la opinión pública quien lleva la batuta.

2.- Seguridad

Volvemos con los consejos iniciales que recibe Nyborg. “Si has doblado el número de diputados, ¿por qué no suenas como un ganador?” Es básico transmitir confianza y seguridad en las negociaciones. Si la otra parte percibe dudas, no hay nada que hacer. En Borgen, Nyborg acaba siendo primer ministro pero estuvo muy cerca de quedarse como una comparsa en gobiernos de coalición liderados tanto por laboristas como liberales.

3.- Escenografía

Fotograma del segundo capítulo de Borgen en el que se ve a Birgitte Nyborg, de espaldas, dirigiendo las negociaciones

Fotograma de Borgen en el que se ve a Nyborg, de espaldas, dirigiendo las negociaciones

No es lo mismo sentarte en una mesa circular, que presidir una mesa. No es lo mismo ser uno más, que ser a quién todos miran. Nyborg empieza las negociaciones para formar gobierno sentada entre los líderes del resto de partidos, avanza hasta conseguir hablar de tú a tú al resto de fuerzas y termina con un cara a cara brutal con el primer ministro saliente. En las reuniones públicas en Extremadura entre PSOE de Fernández Vara y Podemos vemos encuentros horizontales, sin presidencia de mesa, igual que en las negociaciones en Castilla y León entre el PP de Herrera y Ciudadanos.

4.- Apura los tiempos

Una negociación no se cierra hasta el final. Si llevas las mejores cartas, a medida que se acerque la hora límite surgirán mejores ofertas. Las propuestas que recibe Nyborg van subiendo de nivel. Lo vemos en este capítulo y en el último de la tercera temporada donde se comprueba que no hay nada imposible en política mientras salgan las cuentas. Así pasa en Borgen y así ha pasado hace unos días en Vitoria o en Cartagena con pactos de última hora.

 

5.- Los medios también cuentan

No es precisamente Nyborg una experta en jugar con los tiempos ni en medir el impacto de una filtración durante una negociación. Para ello tendrá a su lado a un asesor de comunicación dispuesto a hacer lo que haga falta para ganar una batalla. Ya sea sacar adelante una ley o superar una crisis de gobierno. Aprovechar esta baza puede decantar el resultado de una negociación o tirarlo todo por la borda, pero hay que tener claro que cuando se trata de asuntos públicos, los medios no sólo son testigos. También pueden jugar, voluntaria o involuntariamente, e inclinar el partido hacia determinados intereses.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s