Posts etiquetados ‘Ciudadanos’

 

El túnel en el que la política española lleva atascada casi un año parece que empieza un año. Con un escenario dibujado por un Gobierno en funciones desde hace más de 200 días, dos elecciones generales con resultados similares y un parlamento sin mayorías absolutas, ha sido el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, quien ha dado un paso importante para romper el bloqueo institucional.

CpbWUJzWEAAImNZ

Albert Rivera quiere dirigir el debate político hacia la corrupción. Foto: @CiudadanosCs

Rivera presentó el martes 9 de febrero una serie de condiciones para negociar un acuerdo de investidura que Rajoy someterá a la dirección de su partido. De esas seis condiciones, cuatro están directamente relacionadas con la corrupción política, que según el último informe del CIS, sigue siendo percibido por los españoles como uno de los tres principales problemas del país.

¿Por qué Ciudadanos centrará la negociación de un Gobierno del PP casi exclusivamente en y deja de lado otras banderas como una reforma constitucional, un pacto de Estado por la educación o la eliminación de las Diputaciones Provinciales? La respuesta la encontramos en la teoría de los tres recuadros de Josh Lyman, una lección magistral de comunicación política condensada en un minuto de la séptima temporada de El Ala Oeste de la Casa Blanca.

La hipótesis se plantea de la siguiente manera: “La gente cree que una campaña consiste en dos respuestas opuestas a una misma pregunta y no es así. Se trata de luchar por la pregunta adecuada”. Acto seguido expone la teoría de los tres recuadros, uno con los temas donde es fuerte nuestro adversario, otro con los asuntos en los que nos imponemos y un tercero con lo trivial, aquello que no se puede controlar durante una campaña. La victoria llegará si te mantienes en tú recuadro.

rectangulos

Fotograma de los recuadros de Josh Lyman

En el fondo, no es más que una reformulación del concepto clásico de la agenda setting y la teoría del establecimiento periodístico de temas. ¿Elegir de qué se habla y de qué no se habla? Eso es lo que trata de hacer Rivera, mantener el control sobre un discurso que le favorece. Es indudable que los ‘nuevos partidos’ (Ciudadanos y Podemos) en España han crecido como consecuencia de una crisis de credibilidad de la clase política sin precedentes, por la incapacidad de soluciones ante la caída de la economía y los continuos escándalos que salpican a los partidos tradicionales. El Partido Popular está especialmente señalado por la corrupción, de hecho el propio PP como partido está imputado en varias causas siendo la más grave la supuesta destrucción de los ordenadores del ex tesorero Luis Bárcenas.

Por el contrario, los españoles tienen una buena imagen de Ciudadanos y valoran positivamente sus iniciativas contra la corrupción y la firmeza a la hora de exigir responsabilidades  como se demuestra en la Comunidad de Madrid o en Andalucía. De hecho, a las puertas del pasado 20D una encuesta de Sigma Dos para El Mundo consideraba a Ciudadanos como el partido que más adecuadamente está luchando contra la corrupción. Y es en ese terreno, donde Rivera puede hacer más daño a Rajoy. Lo intentó durante el debate a cuatro acosando al presidente en funciones con el caso Bárcenas y ha seguido en esta línea tras las elecciones de junio, deslegitimando a Rajoy para presidir el Gobierno por su supuesta vinculación con los casos de corrupción.

Ahora, Albert Rivera ha dado un paso adelante. Se arriesga a entrar en arenas movedizas pero al menos quiere controlar de lo que se habla. Si el PP acepta, y aceptará, crear una comisión de investigación en el Congreso sobre su presunta financiación ilegal o debatir la eliminación de los aforamientos, como le exige Ciudadanos, implícitamente aceptará que la corrupción siga centrando el debate político y llenando páginas de periódicos. A ello habrá que sumar los juicios que se avecinan de las operaciones Gürtel o Púnica con un desfile de ex altos cargos del Partido Popular por los banquillos de la Audiencia Nacional. Con estos ingredientes propicios para arañar votos, la formación naranja prepara ya la próxima campaña electoral intentando jugar el partido en su terreno y, sobre todo, sin salirse de su recuadro ganador.

 

 

Anuncios